Tu privacidad es lo más importante

Porque tu privacidad es importante para nosotros, queremos decirte que al seguir navegando por nuestra web estás aprobando nuestra política de privacidad. Si no estás de acuerdo con dicha política, abandona nuestra web.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y elaborar información estadística. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede RECHAZAR la instalación de cookies clicando en "Rechazar".

BLOG DE MARKETING ONLINE

ENTRADA
5 DE MARZO, 2019

Marketing sensorial: el marketing de los sentidos

Marketing sensorial

¿Qué es el marketing sensorial?

Aunque no lo creas, existen varias formas de marketing. Se suele pensar que el marketing está centrado en el target y en el medio de difusión, pero a menudo nos olvidamos de la forma en que el anuncio o evento entra dentro de las persona. Está claro que cuando enfocas una campaña de marketing en radio, al público le llegará el anuncio de forma auditiva. Lo damos por hecho, y de hecho es así. Lo mismo sucede con los anuncios en televisión, en prensa, en carteles y paneles... El marketing utiliza principalmente los sentidos de la vista y del oído para causar sensaciones o captar la atención del público. Pero, ¿qué pasa con el resto de los sentidos? ¿Y el tacto, el gusto o el olfato?

El marketing sensorial es el conjunto de estrategias de marketing que centra sus esfuerzos con el objetivo de convencer a través de los cinco sentidos.

Es cierto, no nos engañemos, que no todos los productos o marcas son susceptibles de ser oídos, degustados, vistos, olidos o tocados. Pero con la visión más integral que supone el marketing sensorial, los posibilidades de seleccionar los formatos correctos es mayor que si se parte de los sentidos más recurrentes como son la vista o el oído.

¿Cuándo aplicar el marketing sensorial?

Con la llegada de internet, todos los conceptos de marketing han sufrido una revolución, sobre todo en los medios de difusión, la especificación de los objetivos y en la capacidad de medir el calado de las estrategias.

Hoy no se concibe el marketing que deje a un lado las redes sociales, los vídeos de internet, las infografías, difusión de bloggers especializados, buscadores, etc. Pero internet es un sector nuevo que se une al que ya existía; un sector enorme, gigantesco, que no para de crecer, pero que en muchos casos no podrá reemplazar al comercio tradicional. También, siendo objetivos, hay sectores del comercio tradicional que están sufriendo de forma implacable los efectos el comercio electrónico. Ahora, lo frecuente es buscar por internet un producto que tal vez puedas encontrar en la tienda de la esquina, pero que en internet vas a poder comparar, encontrar en una tienda un poco más lejana, pero que supone un ahorro o un mejor servicio o comprarlo directamente. Pero aún hay productos o servicios que no puedes adquirir por internet o que no te atreves a hacerlo. Es complicado que compres golosinas para tu hijo en internet. O que vayas a la peluquería o a la frutería. También es frecuente que te guste tocar la tela de un pantalón para decidir si comprarlo o no... Es entonces cuando cambiamos el chip y el comercio tradicional cobra su fuerza.

Entre la bajada de ventas que supone el comercio electrónico y la dura competencia de los comercios físicos, la estrategia de marketing es fundamental para la supervivencia de todo tipo de comercio. Y digo todo.La presentación de la fruta (vista) puede marcar la diferencia entre comprar o no comprar en una frutería. Incluso el recurso de poner una naranja (previamente seleccionada por sus características) e invitar al comprador a tocarla (tacto) para que compruebe su firmeza y su textura, puede marcar la diferencia entre quedarte sin naranjas en medio día o que tardes en venderlas un par días.

El que entres a una peluquería y el olor (olfato) del establecimiento no sea el de tintes y otros productos y tenga un aroma suave acorde con la imagen que quiera dar del negocio, puede hacer que la espera o la estancia sean más agradables.

Un hilo musical con unas melodías (oído) dirigidas específicamente al público objetivo, puede marcar la diferencia entre no tener prisa y mirar más productos o con más tranquilidad, con la consiguiente posibilidad de venta o buscar un local que te resulte más agradabe. ¡Ojo! No hay que olvidar que, como casi todo lo que tiene que ver con los sentidos, los estímulos recibidos a través del gusto, del tacto, del oído, de la vista o del olfato, provocan una reacción inconsciente. No solemos irnos de un local por un motivo objetivo, sino que suele ser movido por sensaciones que nos influyen sin siquiera saberlo. Nos vamos porque, de alguna forma, sin saberlo, no estamos todo lo cómodo que nos gustaría. Lo mismo sucede en el sentido contrario. Todos tenemos lugares de copas favoritos, tiendas de ropa favoritas.. Y seguro que no todos esos establecimientos tienen una razón objetiva que los convierta en favoritos. Si tienes un lugar donde consumes que consideres tu "sitio favorito", sin duda, eres víctima del marketing sensorial. También es cierto que en muchas ocasiones, ni siquiera el local es consciente de su creación sensorial.

Todos los comercios físicos son susceptibles de aplicárseles alguna forma de marketing sensorial, ya sea para invitar a entrar al establecimiento como hacer más atractivo un producto y, así, más propicio para su venta, o para, simplemente, crear un ambiente que sea más agradable para el público y así crear buenas sensaciones que inciten a los objetivos.

Estrategia económica

El marketing sensorial es de las estrategias que menos recursos económicos requiere. ¿Qué negocio no tiene un escaparate? ¿Qué negocio no puede aromatizar su local o pintarlo de forma coherente a su finalidad? ¿Qué negocio no puede poner un ambiente musical de fondo?

A menudo, el marketing sensorial sólo consta de pequeños cambios que surten grandes resultados.

Conclusiones

Todos los negocios practican el marketing sensorial con más o menos éxito. Todos intentan ganar clientes a través de la vista, del oído, etc., pero son pocos los que explotan o pueden explotar otras técnicas que si bien no reemplazan a otras, sí las pueden complementar y crear en el subconsciente de los clientes un ambiente propicio al consumo. Con internet comiéndose a algunos sectores de comercios tradicionales, éstos han de hacer valer su capacidad de estimular los sentidos que un ordenador, móvil o tablet, por ahora, no es capaz de hacer.

Para terminar, sólo quiero que te hagas una  pregunta. De esos negocios de tu barrio que se parecen tanto, que al parecer ofrecen lo mismo a precios similares, ¿por qué uno tiene un éxito notablemente mayor que el otro?
Reme Garrido

Community Manager. Te ayudo a que tu empresa sea más visible en Internet con una buena estrategia en Redes Sociales.